El sector vitivinícola andaluz contará con 3 millones de euros en incentivos para su promoción en terceros

El sector vitivinícola andaluz contará con 3 millones de euros en incentivos para su promoción en terceros

El sector vitivinícola andaluz contará con un total de tres millones de euros en incentivos de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, a través del Programa de Apoyo al Sector Vitivinícola Español (Pasve) 2019-2023, de cara a su promoción en terceros países. Estas ayudas supondrán una inversión total de más de seis millones de euros. De ello, más de 2,8 millones de euros de subvención y 5,6 millones de inversión corresponden a entidades gaditanas. Las distintas empresas y asociaciones vitivinícolas de la comunidad autónoma tienen, además, hasta el próximo 14 de enero de 2019 para acceder a los fondos de la segunda convocatoria de ayudas de esta medida.

El objetivo principal de esta línea de apoyo al sector es la de llevar a cabo acciones de relaciones públicas, misiones comerciales, promoción, publicidad, presencia en ferias y exposiciones y campañas de información, así como estudios de nuevos mercados en terceros países. En este sentido, los principales destinos en los que se desarrollan estas acciones son, por este orden, EEUU (con 2,3 millones del total de la inversión), México, China, Canadá, Suiza, Rusia, Japón, Colombia, Brasil y Australia, si bien la promoción alcanza a más de 50 países de destino.

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha destacado la importancia de “ganar nuevos mercados, ya que los vinos andaluces son singulares y muy apreciados en aquellos en los que su demanda está muy consolidada”. Andalucía, ha proseguido, “posee una tradición milenaria en el cultivo de la vid y en la elaboración de vinos de gran prestigio y renombre en todo el mundo, por lo que es muy importante poner de relieve la importancia de este patrimonio para mejorar su posicionamiento en los mercados”. En último término, el consejero ha afirmado que “el principal aval de nuestros caldos es, sin duda, esa singularidad, unido a su calidad”. De hecho, este régimen de ayudas se dirige a vinos con denominaciones de origen protegidas, indicaciones geográficas protegidas y aquellos en los que se indique la variedad de la uva.

El Pasve persigue mejorar la competitividad de los vinos españoles, siendo beneficiarios de las ayudas empresas vinícolas, asociaciones y organizaciones de productores, organizaciones profesionales e interprofesionales, consejos reguladores y organismos públicos. Pueden ser objeto de esta promoción vinos, espumosos, también los aromáticos y de calidad, de aguja y aguja gasificado, ecológicos, de uva pasificada, sobremaduradas y vinos de licor.

Rodrigo Sánchez Haro resalta el espíritu innovador y emprendedor de la empresa Montealbor Alimentación

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha resaltado el “espíritu innovador y emprendedor” de la empresa Montealbor Alimentación, dedicada a la industria de transformación de los derivados de productos cárnicos. Para el representante del Gobierno andaluz, se trata de un claro ejemplo de superación, apostando por evolucionar y seguir creciendo, abasteciendo al mercado de productos novedosos y de calidad.

Durante su visita a las nuevas instalaciones de la fábrica en Alcalá de Guadaíra (Sevilla), ha destacado que el proyecto acometido por Montealbor, respaldado con inversión pública, responde a su determinación de incrementar su capacidad de transformación, adaptándose a los gustos y preferencias de los consumidores de hoy en día. Así, ha recordado el potencial de esta empresa en la elaboración de salsas, que comercializa cada vez más a través de plataformas como Amazon.

Montealbor, galardonada el año pasado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad con el sello de Pyme Innovadora, fabrica y distribuye productos listos para su consumo. Sus principales producciones son salchichas cocidas (fundamentalmente de pollo), platos precocinados (callos de cerdo, de ternera, con garbanzos, cocido madrileño y carrillada de ternera), toppings para pizzas y salsa para carnes.

El nuevo proyecto llevado a cabo por la empresa, con una inversión global de casi cuatro millones de euros, permitirá un volumen de producción superior a las 2.000 toneladas anuales.