Sánchez Haro reconoce “el trabajo indispensable” de las trabajadoras del manipulado de frutas y hortalizas de Almería

Sánchez Haro reconoce “el trabajo indispensable” de las trabajadoras del manipulado de frutas y hortalizas de Almería

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha reconocido como “indispensable” la labor de las trabajadoras del manipulado de frutas y hortalizas de Almería, resaltando que “es importante mostrar a la sociedad su papel en la construcción de un tejido empresarial almeriense que es líder en producción, calidad, vanguardia y generación de empleo”, ya que son “parte fundamental para alcanzar estas cotas de éxito a nivel internacional”. Sánchez Haro ha participado en el acto de homenaje a las mujeres del manipulado de Almería que, organizado por el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) en Almería, ha tenido lugar en Vícar con el título ‘De tus manos a las mías. El papel de las mujeres en la agricultura’.

Durante su intervención, el consejero se ha referido a la situación de la agricultura almeriense, primera productora de frutas y hortalizas de España con más de 3,6 millones de toneladas (de las que en 2017 se exportaron casi 2,6 millones de toneladas) y un valor de producción que supera los 2.400 millones de euros. A esto se suma la generación de unos 100.000 empleos, de los que la cuarta parte se dedica al manipulado, unos 25.000 puestos que en su mayor parte ocupan mujeres que llevan a cabo “un trabajo indispensable pero en muchos casos aún invisible”. Sánchez Haro ha resaltado que el éxito del sector hortofrutícola almeriense es fruto de la tarea que desempeña cada eslabón de la cadena: “quienes producen en el campo, en los invernaderos y las personas técnicas que asesoran para conseguir un producto de calidad, respetuoso con el medio ambiente, sin olvidarnos de las que trabajan en una fase intermedia antes de llegar a las personas consumidoras: el manipulado”.

“Sois indispensables”, ha reiterado, “y por eso no debemos obviar una realidad que no es generalizada, pero que os afecta especialmente a las mujeres del sector: los contratos temporales y parciales”. En este sentido, el consejero ha hecho un llamamiento a que se cumpla el convenio colectivo, a lo que ha añadido que “es también estratégico que el propio sector encamine su esfuerzo hacia una mayor generación de valor añadido”, con una cadena de valor equilibrada que permita una remuneración adecuada a todas las personas que participan en todo el proceso. En definitiva, es fundamental “que los beneficios se repartan a todos los niveles”, incluyendo por supuesto a las trabajadoras del manipulado. “No sólo por justicia y coherencia, sino también porque hoy en día las personas consumidoras quieren saber las condiciones en las que se producen los alimentos”, premiando a las empresas “que producen respetando el medio ambiente y siendo socialmente responsables”.

Sánchez Haro ha recordado asimismo que esta misma semana la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, recibió a representantes del colectivo de las mujeres del manipulado, un encuentro en el que se abordó la disponibilidad de la Administración andaluza para mediar en la resolución de los problemas coyunturales que les afectan. Un compromiso de la Junta con las mujeres en el ámbito de la agricultura, la ganadería, la pesca y la agroindustria que, ha subrayado, tiene también su reflejo en el I Plan de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres, vigente desde 2017.

Mujeres e industria agroalimentaria

Una de cada seis empresas de frutas y hortalizas de Andalucía se encuentra en Almería, destacando las más de 25.000 personas que trabajan en la manipulación de estos productos agroalimentarios, en su mayoría mujeres. Se trata de una industria que tiene una gran estacionalidad así como una mecanización que afecta a muchos procesos productivos, lo que demanda una mano de obra profesional y cualificada.

Sin embargo, esta participación de las mujeres decrece en otros procesos productivos y en especial en lo que se refiere a su presencia en las cooperativas agroalimentarias, con un porcentaje de asociadas que supera ligeramente el 25% cuando en las plantillas suponen casi el 50%. El Plan de Igualdad pretende equilibrar esta situación en las cuotas de participación y representación, ya que en la actualidad, en estas mismas cooperativas, sólo el 16% de los puestos de dirección los ocupan mujeres.

Agricultura apuesta por concentrar la oferta e incrementar el valor añadido para mejorar la viabilidad del caprino de leche

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural apuesta por la agrupación de productores y la elaboración artesanal como herramientas para mejorar la viabilidad económica del caprino de leche. Éstas son algunas de las líneas marcadas, según ha señalado el titular de este departamento autonómico, Rodrigo Sánchez Haro, en la mesa de trabajo del sector, reunida recientemente y en la que se ha puesto de manifiesto la necesidad de generar valor añadido y propiciar que los ganaderos vivan más dignamente de su explotación. La concentración de la oferta y la transformación constituyen, a su juicio, “un reto y también una oportunidad”, ha subrayado.

Sánchez Haro ha invitado, en este sentido, a aprovechar la “puerta abierta” de las ayudas convocadas en el marco del Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Andalucía 2014-2020, que abarcan a todos los eslabones de la cadena agroalimentaria, desde la producción hasta la industria para la modernización y tecnificación de las explotaciones. En este punto, ha calificado a la figura de la organización de productores como una herramienta eficaz para ganar rentabilidad a través de una comercialización en conjunto, sin obviar las posibilidades de las denominaciones de calidad y las acciones de promoción.

La diferenciación, sobre la base del sello del origen de un producto muy vinculado a valores ambientales y sociales, así como a la calidad, es, desde la óptica del titular de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, una “clara ventaja competitiva”, máxime, como ha apostillado, en unos tiempos en los que el consumidor valora cada vez más este tipo de cuestiones. Rodrigo Sánchez ha abogado, entre otras cuestiones, por el impulso de la quesería artesanal, cuya flexibilización se contempla en la Ley de Agricultura y Ganadería de Andalucía, ya en trámite parlamentario.

El consejero apunta en paralelo la importancia del Plan de Ganadería Extensiva de Andalucía, en el que trabaja su departamento con el sector para garantizar la sostenibilidad de las explotaciones y los subsectores y actividades asociadas. En este sentido, se ha comprometido a adaptarlo a las características propias del tipo de instalaciones de caprino de leche, que desarrollan su actividad en zonas áridas y llevan a cabo una labor medioambiental fundamental.

El caprino de leche en Andalucía

Andalucía, con un censo de 850.000 hembras reproductoras y 11.500 explotaciones, se erige en la primera región caprina española, con el 42,8% de la producción lechera. Dentro de la comunidad, la leche de cabra representa el 27% de un volumen que se eleva hasta los 776 millones de litros (un 72% de vaca y el 1,16% de oveja) e imprime un elemento “diferenciador y de excelencia” a los quesos de la región. La mayor parte de las explotaciones de caprino son gestionadas en régimen semiextensivo a partir del aprovechamiento de los pastizales naturales, acompañados de complementos nutritivos mediante piensos, forrajes, paja o concentrados.