Asaja Córdoba califica de “tomadura de pelo” las afirmaciones del PSOE sobre la rebaja del IRPF con carácter retroactivo en el olivar cordobés

Asaja Córdoba califica de “tomadura de pelo” las afirmaciones del PSOE sobre la rebaja del IRPF con carácter retroactivo en el olivar cordobés

El presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, ha calificado de “tomadura de pelo” las declaraciones de la secretaria de Política Municipal del PSOE-A, María Jesús Serrano, quien aseguró que va a trabajar para que “se pueda aplicar” la rebaja del Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas IRPF “de la forma que sea, con carácter retroactivo” para el olivar cordobés.

Fernández de Mesa afirmó no “dar crédito” a tales manifestaciones ya que la normativa es la que es y no puede aplicarse lo que ella está afirmando, insistiendo en que “la Junta de Andalucía sigue siendo la responsable” de la discriminación del olivar cordobés porque emitió en su informe datos que fueron contradictorios y que ocasionaron que la reducción de los módulos del olivar de aceite sí se aprobara en toda la provincia de Jaén y parte de Sevilla, que son zonas limítrofes con Córdoba y también olivicultoras, habiéndose dado en todas esas comarcas las mismas circunstancias climatológicas y productivas.

El presidente de Asaja Córdoba insistió en que la Junta de Andalucía emitió datos que no son reales en el informe en el que se apoyó el Ministerio de Agricultura para la propuesta de reducción de índices de rendimiento neto de las actividades agrícolas que se hayan visto afectadas de manera importante por circunstancias de carácter excepcional.

No obstante, la organización agraria valora positivamente que el PSOE y la Junta de Andalucía hayan afirmado que van a pelear por la defensa de los agricultores cordobeses para lo cual solicitó que desarrollen los informes que sean necesarios. Asimismo, Asaja pidió a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que considere la postura de la Junta de Andalucía y no discrimine a la provincia de Córdoba porque desde la organización agraria “se seguirá insistiendo y trabajando en este asunto con el objetivo de que los olivareros cordobeses y jienenses puedan contar con las mismas condiciones”.

Cabe recordar que el pasado 8 de junio Asaja Córdoba remitió una carta a la ministra María Jesús Montero, como así se hizo también con el anterior equipo de gobierno, sin que se obtuviera resultado, solicitándole que diera por válido otro informe de la Junta de Andalucía de petición de rebaja de los módulos del IRPF, así como los documentos aportados por Asaja Córdoba para el olivar. El objetivo era corregir la discriminación realizada con los olivareros cordobeses, ya que se estaba en plazo de resolverlo.

Fernández de Mesa criticó que el Gobierno se haya empecinado en “escudarse en las estadísticas oficiales de la Junta de Andalucía y no haya hecho caso de los informes que le ha enviado Asaja Córdoba ni de otro informe de la Junta que apuntaba una reducción de producción del 25% en Jaén y una cifra muy parecida en Córdoba, con el 20%, aunque este último sea contradictorio con las estadísticas oficiales de la Junta de Andalucía.”

Asaja Córdoba considera que el Ministerio de Hacienda “tenía argumentos suficientes para corregir este agravio comparativo, porque las comarcas olivareras de producción de aceite de oliva de Córdoba y Jaén tienen enormes similitudes”, por lo cual no es razonable que, contando con las mismas circunstancias, “el tratamiento fiscal sea discriminatorio hacia los olivareros de aceite de Córdoba”.

Asimismo, Fernández de Mesa criticó que la Junta de Andalucía se empecinara también en “no corregir sus errores en sus estadísticas provocando así que sean los agricultores de nuestra provincia quienes al final paguen los fallos que ha cometido la Administración autonómica”.

Y es que, tal y como ha podido comprobar Asaja Córdoba, la Junta de Andalucía en sus estadísticas oficiales señala unas pérdidas en Jaén del olivar del 31% y en Córdoba del 13%, lo cual no tiene lógica ni sentido alguno, pues es de sobra conocido que las comarcas olivareras de producción de aceite de oliva de Córdoba y Jaén tienen enormes similitudes, siendo muchos de los términos municipales productores, colindantes en ambas provincias, por lo cual “no es razonable ni justo” que teniendo las mismas circunstancias, el tratamiento fiscal sea discriminatorio hacia Córdoba.