La Junta amplía su investigación sobre el efecto del cultivo de cebada en olivares para ahorrar agua y frenar la erosión

La Junta amplía su investigación sobre el efecto del cultivo de cebada en olivares para ahorrar agua y frenar la erosión

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, se ha reunido en Sevilla con el director de Responsabilidad Corporativa de Heineken España, Mauricio Domínguez-Adame, para abordar, entre otros temas, el proyecto de cultivo mixto cebada-olivar que vienen desarrollando de forma conjunta desde 2016. En la actual campaña, la Junta ha extendido esta iniciativa, dirigida a analizar la eficiencia del uso del agua en este tipo de cultivo, así como la eficiencia de la siembra de cebada maltera, a la localidad jiennense de Navas de San Juan, mientras que se mantiene también en Huelma.

Esta experiencia, que se llevará a cabo hasta 2019, se está desarrollando en diez hectáreas de estos dos municipios de la provincia de Jaén con el objetivo cultivar cebada cervecera entre olivos para ahorrar agua y contribuir a reducir la erosión y mejorar la captación de agua en cultivos. Las parcelas seleccionadas responden a los planteamientos considerados en la investigación: olivar de secano en plantación tradicional con más de un 8% de pendiente.

En el marco de este proyecto se realizan diferentes controles agronómicos y de calidad de la cebada obtenida, así como la evaluación de la eficiencia en el uso del agua. Las prácticas de cultivo en el olivar están encaminadas a obtener una elevada rentabilidad y producciones de calidad, así como sostenibles desde el punto de vista medioambiental. La cebada, además, no es huésped de plagas y enfermedades que afecten a los cultivos leñosos. De otro lado, los sistemas que mantienen de manera correcta una cubierta viva durante la época del otoño-invierno en las calles de la plantación, ya sea espontánea o mediante siembra (como es el caso de los cultivos mixtos cebada-olivar), repercuten favorablemente en la lucha contra la erosión, principal problema medioambiental del olivar en la cuenca mediterránea.

Durante el encuentro, el consejero y el representante de la empresa han coincidido en la idoneidad de llevar a cabo actuaciones como ésta, dirigidas a mejorar la eficiencia en el uso del agua y cubiertas vegetales, así como a la consecución de una cebada y una aceituna de calidad.

En este proyecto están trabajando, por parte de la Consejería, tres centros del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa): Rancho de la Merced en Jerez de la Frontera (Cádiz), Alameda del Obispo en Córdoba y Camino de Purchil en Granada.