Unidad del sector de la aceituna de mesa contra los aranceles de EEUU en Sevilla

Unidad del sector de la aceituna de mesa contra los aranceles de EEUU en Sevilla

COAG Andalucía reclama a la UE que defienda la aceituna negra ante el ataque delGobierno de Trump

Cientos de afiliados de COAG Andalucía se han manifestado ante la sede del Consulado de Estados Unidos en Sevilla, encabezados por el Secretario General, Miguel López; el Secretario Provincial, Ramón García, y el responsable de aceituna de Mesa, Antonio Rodríguez. La movilización, que ha reunido al conjunto del sector, ha querido poner en evidencia la injusta actuación del gobierno Trump contra la aceituna de mesa, al imponerle unos aranceles abusivos, que ya están teniendo nefastas consecuencias para las exportaciones y para el empleo directamente relacionado con ellas.

El próximo 10 de julio la Comisión de Comercio de Estados Unidos decidirá si ratifica los argumentos de las empresas californianas denunciantes, y se mantiene o se modifica el arancel anunciado. El día 24 de julio se hará pública la decisión. COAG Andalucía ha pedido al Ministerio de Agricultura, que se ha posicionado a favor del sector, que exija a la Unión Europea la misma actitud que ha tenido en relación con los aranceles a otros productos, y que salga de manera contundente en defensa de la aceituna de mesa.

La Unión Europea debe hacer un esfuerzo para defender su producción, ya que el giro de la política comercial estadounidense que se ha evidenciado con la imposición de estos aranceles arbitrarios, no sólo afecta de lleno a un sector de vital importancia para las comarcas productoras (sobre todo, en la provincia de Sevilla, pero también en Córdoba o Málaga y en la vecina región de Extremadura), sino que viene a cuestionar, indirectamente, todo el sistema de ayudas de la PAC, a pesar de que está plenamente reconocido y aceptado por la OMCEl sector de la aceituna de mesa aporta más de 1.300 millones de euros a la producción final agraria y se concentra principalmente en la provincia de Sevilla, donde cuenta con unas 85.000 hectáreas, lo que supone el 70% del total nacional.

Representantes de la federación y las principales cooperativas aceituneras se manifiestan en defensa del sector frente al Consulado de Estados Unidos

Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía se ha manifestado hoy frente al Consulado de Estados Unidos, en la Plaza Nueva de Sevilla, en defensa del sector de la aceituna de mesa y contra los aranceles impuestos por el Gobierno de Estados Unidos a su exportación, los cuales se elevaron, el pasado 12 de junio, hasta el 34,79%. Representantes de las federaciones provinciales y de las principales cooperativas aceituneras como Agro Sevilla, Dcoop y Manzanilla Olive han participado en esta protesta para instar a la Comisión de Comercio Internacional (ITC) a actuar conforme a derecho y anular los gravámenes impuestos por el Departamento de Comercio Americano (DOC).

En total, más de 4.000 agricultores han hecho oír su voz, convocados por la federación, las organizaciones agrarias y las entidades representativas del sector español. De forma unánime, han pedido que se ponga fin a la situación de acoso que vive el sector desde junio de 2017, cuando dos compañías aceituneras de California presentaron una petición de imposición de derechos antidumping y antisubvención contra la aceituna negra nacional, acusando a las empresas españolas de competencia desleal.

Desde entonces los aranceles no han hecho sino incrementarse, hasta llegar al 34,79%, impuesto que el DOC ha establecido como definitivo y que ahora el ITC, en su reunión del día 10 de julio, tendrá que ratificar o anular. A falta de resolución, las exportaciones ya se han resentido y, en el primer trimestre de 2018, las ventas a Estados Unidos han caído más de un 40% con la consiguiente repercusión en puestos de trabajo.

Desde el sector, y con el respaldo del Gobierno regional, se ha pedido hoy apoyo a la Administración nacional y comunitaria para defender no sólo a este producto sino a todo el sector agroalimentario europeo, puesto que lo que se está poniendo en entredicho es el sistema de ayudas de la Política Agraria Común (PAC), el cual se ajusta a las reglas internacionales de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Los aranceles a la aceituna suponen pérdidas anuales superiores a los 70 millones de euros y ponen en riesgo más de 2 millones de jornales y 8.000 empleos directos en uno de los sectores más dinámicos de la economía nacional, con epicentro en la provincia de Sevilla. Además, impacta directamente en las cooperativas, que representan el 28% de las empresas del sector pero que aglutinan el 50% de la oferta de aceituna de mesa en Andalucía, muchas de ellas líderes en exportación a Estados Unidos. De hecho, el americano es un mercado que no ha parado de crecer y al que la región surte con cerca de 100.000 toneladas de aceituna de mesa anuales, lo que equivale al 68,5% de las importaciones estadounidenses de este producto. No en vano, Andalucía, con 450.000 toneladas, concentra el 80% de la producción de aceituna de mesa nacional y el 18% de la mundial.

En definitiva, un sector clave que, de no retirarse los aranceles, se verá en una situación muy delicada, poniendo en riesgo puestos de trabajo y el sustento económico de muchos pueblos de Andalucía. Así se le ha trasladado, en un manifiesto, al cónsul de Estados Unidos en Sevilla, a quien se ha pedido que interceda para restablecer la normalidad comercial, retirando unos aranceles arbitrarios e injustificados.

Por parte de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía, han asistido a este acto de protesta el director, Jaime Martínez-Conradi Álamo; el representante del Consejo Sectorial de Aceituna de Mesa, Gabriel Redondo Moreno, a su vez presidente de Agro Sevilla; el presidente y gerente de la federación provincial de Sevilla, Francisco J. Bernal Muñoz y Enrique Sanz Cepeda, respectivamente; el presidente de Córdoba, Rafael Sánchez de Puerta Díaz, a su vez, subdirector de Dcoop; el gerente cordobés, Joaquín García Fernández de Villavicencio; el gerente de Málaga, Carlos Cintas Lira; el presidente y gerente de Manzanilla Olive, Manuel Guillén Jiménez y Antonio J. Jiménez Hidalgo; y el director de la sección de Aceituna de Mesa de Dcoop, Salvador Reyes García, entre otros.

Masiva protesta de UPA Andalucía junto con todo el sector en defensa de la aceituna negra

 UPA-Andalucía, junto con las demás organizaciones agrarias, cooperativas, empresas, agricultores y demás agentes afectados del sector agroalimentario andaluz, se han concentrado esta mañana ante la sede del consulado de Estados Unidos en Sevilla. Y lo han hecho, todos a una, alzando la voz con el apoyo unánime de las instituciones políticas y la sociedad porque, aunque el mercado es libre, no todo vale en el mercado.

La concurrencia a esta convocatoria ha sido multitudinaria y unánime, congregando desde las 11,00 de la mañana a más de 2.000 personas que han ocupado la Plaza Nueva, justo delante de la sede consular de Estados Unidos. Dos horas más tarde, los principales representantes sindicales y empresariales han accedido a las dependencias consulares, haciendo entrega al cónsul norteamericano de un manifiesto en el que se recogen las reivindicaciones del sector, frente a la grave situación en la que se ha puesto a la aceituna de mesa española y, especialmente, a la andaluza.

La protesta viene motivada por los desmesurados y aleatorios aranceles que la Administración estadounidense está ya imponiendo sobre la exportación española de aceituna negra de mesa. Dicho gravamen se ha visto motivado por los argumentos esgrimidos por dos empresas californianas productoras, que han denunciado a las empresas españolas de comerciar con precios desleales, beneficiados por subvenciones estatales.

Inicialmente, la aplicación de aranceles se situó en torno al 21,60%. Posteriormente, esta cifra se ha visto incrementada en un 60% más hasta alcanzar el 34,75% (14,75 antisubvención y 17,13% antidumping). Estas subidas desproporcionadas “dejan contra las cuerdas a un sector que es víctima del oportunismo de sus competidores en Estados Unidos, que quieren obtener una ventaja competitiva amparándose en la política proteccionista de Donald Trump”, afirman desde UPA Andalucía.

Será el próximo 10 de julio, cuando la Comisión de Comercio de Estados Unidos, tras llevar a cabo las investigaciones pertinentes, concluya si considera que los argumentos alegados por las empresas denunciantes están perjudicando a la industria norteamericana o suponen una amenaza para ella.

Según palabras de UPA:la aceituna de verdeo en Andalucía está en serio riesgo”. No debemos olvidar que Andalucía concentra 300 empresas entre las que se encuentran 206 entamadoras (54% del total del país) y 106 envasadoras. Esto se traduce en que nuestra comunidad produce el 77% del total nacional de aceituna de mesa y el 18% del total mundial, con una media de 450.000 toneladas.

Frente a este panorama, UPA exige a la Unión Europea “una respuesta más contundente en la misma medida en que se ha hecho con los aranceles impuestos al sector del acero, donde en respuesta, la Unión Europea ha aplicado aranceles a productos como al arroz, maíz dulce y zumo de naranja entre otros, importados desde EEUU”.

Asimismo, se reclama mayor sensibilidad con el sector de la aceituna de mesa, ante unos impuestos abusivos que violan las normas de la Organización Mundial del Comercio”. Para la organización agraria, “tanto en uno como en otro sector, hay muchas empresas y familias que viven de ello y no se puede mirar hacia otro lado ni proporcionar un trato discriminatorio”.

De imponerse de forma definitiva estos injustos aranceles, no solo se pondría en cuestión todo el sistema de ayudas de la PAC (a pesar de que está plenamente reconocido y aceptado por la OMC), sino que podrían venir en el futuro nuevos ataques a cualquier producto agrario amparado por el sistema público de ayudas europeo.