Agricultura aumenta el presupuesto en un 4,9 % y alcanza los 730 millones de euros para 2018

Agricultura aumenta el presupuesto en un 4,9 % y alcanza los 730 millones de euros para 2018

Unos presupuestos sociales, en los que tres de cada cuatro euros se destinan a servicios públicos y con los que se apuesta decididamente por la creación de empleo, además de consolidar a la Junta de Andalucía como la Administración que más invierte en Almería para el impulso de la provincia. Así ha definido el Proyecto de Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2018 el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, que ha presentado junto a la delegada del Gobierno de la Junta en Almería, Gracia Fernández, unas cuentas públicas que crecen un 4,6% para alcanzar los 34.759 millones de euros, 1.520 millones más que en 2017.

Entre las partidas que crecen el próximo ejercicio, Sánchez Haro ha resaltado las de la Consejería de Agricultura, cuyo presupuesto se incrementa un 4,9% y se sitúa en los 730 millones de euros, con una importante apuesta por la incorporación de jóvenes al campo, la modernización de industrias y explotaciones agrarias, la investigación y el fomento de la agricultura y la ganadería ecológicas. La delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía, Gracia Fernández, ha incidido también en que el Gobierno andaluz sigue liderando en Almería la licitación de obra pública, contemplando estos Presupuestos infraestructuras sanitarias, educativas y de transporte, entre otras, por toda la provincia, lo que está íntimamente ligado con el principal objetivo y reto de conseguir que la recuperación se traduzca en crecimiento y en creación de empleo y que la reactivación económica llegue a las familias almerienses.

Sánchez Haro, por su parte, ha destacado que los presupuestos de la Junta ayudan a reforzar una “Andalucía estable”, a la vez que “revitalizamos el Estado de Bienestar” con una importante inversión en políticas sociales. Así, la principal partida de gasto público es para la Consejería de Salud, que crece un 5,4%, de tal manera que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) “contará con el mayor presupuesto de la historia, 9.013 millones de euros para mejorar nuestro sistema sanitario público”. También crecen los fondos educativos (un 3,8%, con 7.527 millones de euros para Educación y Universidades), y se potencian los servicios sociales con un 7,2% más, lo que permite alcanzar los 2.132 millones de euros “para luchar contra la desigualdad” e incrementar las partidas de Dependencia.

Las cuentas andaluzas destinan tres de cada cuatro euros a servicios públicos, “que son los que garantizan la igualdad de oportunidades y nos convierten en una tierra cohesionada y atractiva”. Como ejemplo, el consejero de Agricultura ha puesto los 2.183 millones de euros para fomentar el empleo y el desarrollo económico, “porque el empleo de los andaluces es nuestra gran prioridad”, y los 3.248 millones de euros para activar la economía andaluza.

A esto se suma la incorporación de nuevos derechos, “como la renta mínima de inserción social o la bonificación de matrículas universitarias”. Sánchez Haro ha destacado asimismo que ningún empleado público de la Junta a jornada completa cobrará menos de 1.000 euros al mes a partir del próximo 1 de enero, al tiempo que ha recordado la reforma del Impuesto de Sucesiones, que desde enero situará el mínimo exento en un millón de euros, “mejorando la tributación de personas con discapacidad y favoreciendo las donaciones para creación de empresas”.

El consejero de Agricultura ha recordado también que Andalucía “recibe menos financiación del Estado de la que le corresponde por su población, una situación que ha provocado que entre 2009 y 2015 las arcas públicas andaluzas dejaran de percibir 5.522 millones de euros. Pese a ello, “Andalucía realiza el doble de esfuerzo en inversión que el Gobierno central”, incrementando estas partidas un 1,2% para alcanzar los 3.709 millones de euros, lo que supone un 2,2% del PIB andaluz. De esta manera, el presupuesto para políticas de infraestructura crece un 5,3%, lo que en Almería por ejemplo permitirá acometer proyectos clave como la duplicación de la calzada de Vera a Garrucha (6,78 millones de euros), el soterramiento de las vías del tren a su paso por Puche en Almería (2,85 millones) y el inicio de las obras del tramo El Cucador-La Concepción en la Autovía del Almanzora (1,6 millones). De esta manera, la Junta de Andalucía se consolida como la Administración que más inversión pública lleva a cabo en la provincia de Almería.

Consejería de Agricultura

En el capítulo de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, el consejero ha explicado que el presupuesto global que se le asigna a la Consejería para el año que viene sube un 4,9% más y alcanza los 730 millones de euros, a lo que hay que sumar la gestión directa de 1.400 millones de euros de fondos europeos para, principalmente, ayudas de la PAC. De este montante, se reservan 54 millones para facilitar la incorporación de jóvenes al campo y fomentar así el relevo generacional, otros 50 millones para favorecer la modernización de explotaciones y 11 millones para mejora de infraestructuras.

Para impulsar prácticas agrícolas beneficiosas para el medio ambiente se destinan 50,8 millones de euros y otros 46,7 millones para fomentar la agricultura y ganadería ecológicas. Según Rodrigo Sánchez Haro, conseguir que el sector agroindustrial sea aún más competitivo seguirá siendo prioritario, por lo que hay previstos 42,7 millones para la modernización de industrias agroalimentarias, casi seis para actuaciones de promoción y tres para proyectos de fusión e integración de cooperativas.

Concretamente para Almería, ha explicado Sánchez Haro que, aunque no se pueden desglosar las inversiones para cada provincia ya que la mayoría las ayudas se conceden en régimen de concurrencia competitiva, se han hecho algunas estimaciones en base a las solicitudes o las convocatorias de años anteriores. Así, Almería es la que más fondos recibe de ayudas para las Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas, con unos 47 millones de euros.

Es destacable también el apoyo al relevo generacional, con siete millones para unos 200 jóvenes agricultores almerienses, 4,3 millones para la producción ecológica y 3,3 millones para modernización de industrias agroalimentarias. El apoyo financiero a la contratación de seguros, de la que Almería se ha beneficiado con casi 1,3 millones, crece también para 2018, con un montante regional de 7,7 millones, un 28,3% más que este año. Asimismo, la Consejería ha dotado una partida de dos millones para actuar contra la sequía, mediante medidas como bonificación de intereses para préstamos de liquidez o ayudas directas para el abastecimiento de agua al ganado. El respaldo al sector pesquero andaluz se duplica, con 60 millones de euros para, entre otros conceptos, apoyar la ejecución física y financiera de las medidas para el fomento de una pesca y acuicultura sostenibles, fomentar la transformación de los productos pesqueros y acuícolas y mejoras de equipamiento e instalaciones de los puertos.

Por último, el consejero ha avanzado que el presupuesto del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) aumenta un 5,79%. “Se trata de una apuesta en firme por la investigación y la innovación, por lo que mantendremos líneas investigadoras en sectores clave para Andalucía, como son el hortofrutícola, el olivar, la acuicultura o el viñedo, entre otros”. Para 2018, los centros Ifapa de Almería contarán con un presupuesto de 4,6 millones.