El último estudio cartográfico de la Junta recoge una superficie de invernaderos de 1.200 hectáreas en Cádiz y Sevilla

El último estudio cartográfico de la Junta recoge una superficie de invernaderos de 1.200 hectáreas en Cádiz y Sevilla

Del orden de 1.200 hectáreas de las provincias de Cádiz y Sevilla se destinan en la actualidad a invernaderos, según los datos recogidos en el último informe cartográfico sobre cultivos protegidos, hortícolas y flor cortada, elaborado por la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural. El 75% de esta superficie se encuentra en la provincia de Cádiz.

Este informe, referido a 2016, recoge datos de siete municipios gaditanos: Arcos de la Frontera, Chipiona, Conil de la Frontera, Jerez de la Frontera, Medina-Sidonia, Rota y Sanlúcar de Barrameda, lo que supone el 96% de todos los cultivos protegidos de la provincia. La superficie dedicada a invernaderos en estas poblaciones es de 888 hectáreas, con un leve descenso de un 3,4% respecto a la última cartografía de 2014. Dos municipios, Sanlúcar de Barrameda, con 355 hectáreas, y Chipiona, con 342 hectáreas, acaparan la mayor extensión de invernaderos en la provincia de Cádiz. A continuación se sitúa Conil de la Frontera con 85 hectáreas, y a distancia Jerez de la Frontera (33), Arcos de la Frontera (27), Rota (26) y Medina-Sidonia (20).

Respecto a la provincia de Sevilla, los siete términos municipales de referencia son Alcalá de Guadaíra, Aznalcázar, El Cuervo, Las Cabezas de San Juan, Lebrija, Los Palacios y Villafranca y Utrera, representando todas ellas el 79% de los cultivos protegidos de toda la provincia. La superficie de invernaderos en este caso es de 292 hectáreas, con un incremento del 11% respecto de 2014. En esta ocasión destaca el término municipal de Los Palacios y Villafranca con 134 hectáreas, seguido por Lebrija con 75. En Utrera se registran 34 hectáreas, 20 en El Cuervo, 12 en Aznalcázar, 10 en Las Cabezas de San Juan y 7 en Alcalá de Guadaíra.

La detección de invernaderos, como en años anteriores, se basa en el análisis de imágenes por satélite. En esta ocasión se ha optado por la utilización de imágenes del satélite Sentinel 2A, disponibles desde finales de 2015, y se utilizó como base cartográfica el parcelario del Sistema de Información Geográfica de Parcelas Agrícolas (Sigpac) más actualizado, el correspondiente a 2017. Sigpac es la herramienta que permite identificar geográficamente las parcelas declaradas por los agricultores y ganaderos.