La recogida temprana de la aceituna mejora la calidad del aceite según un estudio

La recogida temprana de la aceituna mejora la calidad del aceite según un estudio

Un estudio de la aceituna en cultivos del Altiplano de Granada ha puesto de manifiesto que la recogida temprana de este fruto, si se adelanta a noviembre el comienzo de la campaña de recogida, mejoraría sensiblemente la calidad del aceite de oliva.

Este análisis, en el que han colaborado productores, la Universidad de Granada, el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) de Cabra y la Denominación de Origen de los Montes de Granada, ha sido presentando en un jornada organizada por el Grupo de Desarrollo Rural Altiplano de Granada, según ha informado.

La experta en el mundo del aceite de oliva y directora del Ifapa de Cabra, Brígida Jiménez, ha expuesto durante la jornada como antecedentes del estudio otros encuentros en los que se discutía sobre la fecha idónea para comenzar la campaña de recogida de la aceituna, que tradicionalmente en el territorio es a final de año.

Esta circunstancia generó la necesidad de plantear un estudio riguroso que demostrara cuál es la fecha idónea para optimizar la calidad de los aceites obtenidos.

El Grupo de Desarrollo Rural Altiplano de Granada ha aglutinado para ello a varios productores locales, la Universidad de Granada, la Denominación de Origen Montes de Granada y el propio Ifapa de Cabra para arrancar con el estudio.

Según el análisis, el rendimiento graso sobre materia seca es el parámetro clave para determinar el momento óptimo de recolección, ya que a partir de cierto grado de madurez de la aceituna, éste se mantiene casi constante en el tiempo.

Esto no ocurre con el rendimiento graso sobre materia húmeda que sí va aumentando, pero a consecuencia de la disminución progresiva de humedad y no del aumento de la cantidad de aceite.

El momento detectado en el estudio como idóneo para comenzar la campaña de recogida es finales de noviembre, cuando el análisis de rendimiento sobre materia seca comienza a ser constante, de modo que todo retraso en la recolección va en detrimento de la calidad del aceite obtenido.

No obstante, el estudio, realizado sobre la variedad picual, en tres parcelas de regadío en un triángulo conformado entre Caniles, Baza y Benamaurel, ha recomendado que debe ser continuado en algunas campañas más, incorporar alguna otra parcela y comenzar los análisis de rendimiento graso sobre materia seca a partir de la segunda quincena de octubre.

El objetivo es ir consolidando resultados que ayuden a los productores del Altiplano a conseguir que la calidad reglamentada de sus aceites se mantenga durante un período más largo.

Deja un comentario