Alicia Villauriz analiza con representantes de la Confederación Española de Pesca las principales novedades para el sector en 2019

Alicia Villauriz analiza con representantes de la Confederación Española de Pesca las principales novedades para el sector en 2019

La Secretaria General de Pesca, Alicia Villauriz, junto con los directores generales de Recursos Pesqueros y de Ordenación Pesquera, se ha reunido con representantes de la Confederación Española de Pesca con el objeto de analizar las principales novedades que afectan al sector pesquero español en 2019.

En la reunión se ha recordado el resultado obtenido por la delegación española en el último Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca de la UE en el que se decidieron los Totales Admisibles de Capturas (TAC) y cuotas para 2019 en aguas del Atlántico y del mar del Norte para 2019.

El acuerdo alcanzado, satisfactorio para los intereses españoles, incluyó un incremento de numerosas cuotas de interés para nuestra flota al tiempo que ofrecía soluciones a las normas sobre desembarque en los puertos en 2019 y permitía alcanzar el objetivo de Rendimiento Máximo Sostenible (RMS) – explotación de los caladeros a niveles biológicos seguros- de la Política Pesquera Común (PPC) fijados para 2020, un año antes.

También se ha abordado la Obligación de Desembarco, una medida que fue introducida por la Política Pesquera Común con el objetivo último de acabar con los descartes (capturas no deseadas de peces que eran arrojados al mar) y de esa manera contribuir a asegurar una explotación sostenible de los recursos.

En ese sentido, la secretaria general de Pesca ha recordado que a finales del mes de diciembre se hicieron llegar a todos los interesados, una serie de guías y trípticos informativos en los que se trata de dar la mayor claridad posible al sector sobre cómo se ha de aplicar, desde un punto de vista práctico, lo establecido en la normativa.

Esta documentación forma parte de un plan de comunicación de la Secretaría General de Pesca, que incluirá toda una serie de reuniones técnicas con el sector y también formación específica para inspectores y personal técnico de la Administración.

Finalmente, tanto la administración como el sector se han comprometido a continuar trabajando conjuntamente para asegurar la mejor aplicación de esta nueva normativa.