El Consejo de Ministros aprueba modificaciones en la norma sobre protección de animales utilizados en experimentación

El Consejo de Ministros aprueba modificaciones en la norma sobre protección de animales utilizados en experimentación

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se modifica la normativa vigente sobre normas básicas aplicables para la protección de los animales utilizados en experimentación y otros fines científicos, incluyendo la docencia. Se introducen así ajustes técnicos al Real Decreto de 2013 sobre protección de estos animales, para clarificar su aplicación.

En el nuevo texto se detalla de forma más clara el ámbito de aplicación de la norma y se introduce la figura del especialista debidamente cualificado que, junto con el veterinario designado, podrá desarrollar funciones consultivas en relación con el bienestar y el tratamiento de los animales.  También se especifican, para evitar dudas interpretativas, los supuestos excepcionales en que podrían utilizarse primates en la investigación, pero nunca grandes simios cuya utilización está expresamente prohibida en España. También se especifican, para evitar dudas interpretativas, los supuestos excepcionales en que podrían utilizarse primates, pero nunca grandes simios, en la investigación.

Por otra parte se aclaran los datos mínimos que deben mantener los establecimientos sobre los animales, estableciendo que deben diferenciarse los animales muertos de los eutanasiados.

Con estas modificaciones se consigue una trasposición más exacta de la Directiva de la Unión Europea relativa a la protección de los animales utilizados para fines científicos, que se incorporó al ordenamiento jurídico español, mediante el Real Decreto de 2013, hasta ahora vigente, sobre protección de animales utilizados en experimentación. Un Real Decreto que introdujo importantes cambios con respecto a la normativa anterior al establecer la obligación de velar por el conocido como “principio de las 3R”, es decir: el reemplazo y reducción de la utilización de animales en procedimientos científicos y el refinamiento de la cría, el alojamiento, los cuidados y la utilización de animales en tales procedimientos.

También se introdujeron normas precisas sobre el origen de los animales, su mantenimiento y destino; se reguló la autorización y operaciones de los establecimientos; se estableció un sistema de evaluación y autorización de los proyectos en cuyos procedimientos se utilizaran animales; se regularon los sistemas aceptados para realizar la eutanasia; se fijó un marco para los requisitos de formación del personal y se obligó al establecimiento de redes de puntos de contacto para facilitar la comunicación y la difusión de información.

El Gobierno autoriza la contribución voluntaria a organismos y programas internacionales por valor de 135.363 euros

El Consejo de Ministros ha aprobado seis Acuerdos por los que se autoriza la contribución voluntaria del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación a organismos y programas internacionales, por un importe total de 135.363 euros.

El Ministerio contribuye así con 15.000 euros al primer programa marco de la Comisión General de Pesca del Mediterráneo, cuyo objetivo es implementar adecuadamente las recomendaciones de la Comisión, teniendo especialmente en cuenta el Objetivo de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de conservar y utilizar de manera sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para su desarrollo sostenible.

Esta nueva Estrategia de la Comisión está constituida por diversos paquetes de actividades estratégicas y objetivos, y se dota de fondos extra presupuestarios procedentes de contribuciones voluntarias de las partes contratantes, así como de otras organizaciones y entidades interesadas. También se aportan 50.000 euros al Instituto Forestal Europeo, una organización internacional creada por los Estados europeos mediante el Convenio hecho en Joen-suu (Finlandia) en 2003, ratificado por España en 2005. El EFI lleva a cabo investigaciones y ofrece apoyo político sobre temas forestales. Actualmente, cuenta aproximadamente con 130 organizaciones miembro en Europa y en otros continentes. Sus principales áreas de investigación son la sostenibilidad y el cambio climático y los bosques para la Sociedad.

Este Instituto es un referente en el desarrollo de proyectos sobre temas forestales importantes a escala europea y, entre otras características, posee una trayectoria de más de 50 proyectos desarrollados para las Direcciones Generales de la Comisión Europea durante los últimos años.

Por otra parte el Ministerio contribuye con 14.641 euros a la Asociación Europea de Producción Animal, una organización internacional de carácter científico, fundada en 1949 bajo los auspicios de la FAO, con el objeto de promover las mejores condiciones económicas y estructurales para la producción animal, a través de una activa colaboración entre organizaciones nacionales en los campos de la investigación científica, la experimentación, la genética animal y la asistencia técnica.

España es uno de los miembros fundadores de la EAAP, habiendo mantenido un papel activo durante los más de 60 años de vida de esta Asociación, llegando a organizar varios congresos anuales.

El Consejo de Ministros ha autorizado también el pago de la contribución al Punto Focal Europeo para Recursos Genéticos Animales, por valor de 4.800 euros. Es un foro donde se debaten aspectos de gran importancia para el sector ganadero. Actualmente, es el grupo regional más activo dentro de la FAO para definir el marco internacional de aplicación del Protocolo de Nagoya sobre acceso a los recursos genéticos y participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de su utilización.

La participación de España en el ERFP es de gran importancia para el sector ganadero, puesto que muchas de las propuestas que se discuten en este foro influyen en directrices, acuerdos o, incluso, legislación de alcance internacional, por lo que es muy conveniente poder acceder a los debates; además, ayuda a la correcta aplicación del Programa nacional de conservación, mejora y fomento de las razas ganaderas, que es el marco de regulación de esta materia en España.

También ha quedado aprobada la aportación de 46.420 euros al Proceso Panaeuropeo de Protección de Bosques, denominado “Forest Europe”. Consiste en una serie de encuentros de los ministros responsables de bosques de todos los países de la región con el fin de cooperar para aplicar a Europa los acuerdos globales y llegar a una gestión forestal sostenible. En dicho proceso se desarrollan estrategias comunes para sus 46 países miembros y la Unión Europea sobre cómo proteger y gestionar los bosques de forma sostenible. Asimismo, diferentes países fuera de Europa, así como organizaciones no gubernamentales y privadas, tanto europeas como internacionales, participan en el Proceso como observadores. Su virtualidad es culminar con la puesta en marcha de un Convenio del Bosque.

El Ministerio contribuirá igualmente al Programa de Cooperación internacional para la evaluación y el seguimiento de los efectos de la contaminación atmosférica sobre los bosques, con una aportación de 4.502 euros. Se trata de una de las redes de bioseguimiento más extensas del mundo en la que participan actualmente 42 países, prácticamente la totalidad de países europeos, además de Canadá y Estados Unidos.

Mediante el Programa ICP-FORESTS se realiza un seguimiento sobre el estado de salud y vitalidad de los bosques en Europa a través de las Redes de Seguimiento de Bosques. Este Programa es clave para la integración de los resultados de los de los diferentes países en una base de datos de ámbito paneuropeo, dando así relevancia e importancia internacional a los muestreos españoles.