CERES Andalucía espera que el REAFA impulse el Registro de Titularidad Compartida

CERES Andalucía espera que el REAFA impulse el Registro de Titularidad Compartida

CERES Andalucía valora positivamente la creación y regulación del Registro de Explotaciones Agrarias y Forestales de Andalucía, que supondrá la unificación de varios censos, entre ellos, el de Titularidad Compartida de las Explotaciones Agrarias. Esta asociación confía en que, a partir de ahora, este registro, que estaba activo pero sin contar con personas inscritas, reciba el impulso necesario para mejorar su funcionamiento.

CERES Andalucía recuerda que la Ley de Titularidad compartida fue aprobada a finales de 2011, y que incluía el registro necesario para que las mujeres se acogieran a ella. Sin embargo, hasta ahora no había funcionado de manera óptima y no había explotaciones inscritas. La presidenta de CERES  Andalucía, Inmaculada Idáñez, aplaude que el registro empiece a funcionar y apunta que “ahora lo que es de capital importancia es que la Ley se dote del presupuesto necesario para incentivar que las mujeres del medio rural se acojan a ella. Es vital que se trabaje de forma paralela por parte de la Junta de Andalucía, las Organizaciones Agrarias y las asociaciones de mujeres del medio rural porque toca continuar haciendo una labor de difusión para que llegue al mayor número de mujeres agricultoras y ganaderas posibles. La Ley de Titularidad Compartida es muy útil para el medio rural y muy beneficiosa para las familias andaluzas que se dedican al sector agrario”.

Esta asociación también valora positivamente los beneficios fiscales que se plantean, y que ya estaban en la Ley de titularidad compartida, como son el descuento del 30% en las cuotas de la Seguridad Social y el reparto al 50% tanto de los rendimientos como de las ayudas agrarias, así como el acceso a pensiones contributivas por la cotización a la Seguridad Social. No obstante, CERES Andalucía considera que esto no es suficiente, y que esas bonificaciones deberían ampliarse en el periodo en que actualmente se aplican, que es de 5 años, como medida de fomento de la incorporación de mujeres a la titularidad. Igualmente, CERES ha pedido en reiteradas ocasiones que estas bonificaciones puedan aplicarse a mujeres que tengan más de 50 años, que es el límite actual.