La Junta invierte seis millones de euros en retirar residuos plásticos de invernaderos abandonados en campos y cauces

La Junta invierte seis millones de euros en retirar residuos plásticos de invernaderos abandonados en campos y cauces

Las consejerías de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural y Medio Ambiente y Ordenación del Territorio van a invertir más de seis millones de euros para acometer la limpieza de residuos plásticos procedentes de invernaderos en las provincias de Almería, Granada y Huelva, las más afectadas por el abandono de estos restos en el campo y en cauces fluviales. El consejero de Agricultura, Rodrigo Sánchez Haro, ha visitado los trabajos que se realizan en una de estas parcelas, en La Mojonera (Almería), donde ha vuelto a insistir en la colaboración de todas las partes implicadas para que el reciclaje de plásticos agrícolas no afecte a la buena imagen de la agricultura intensiva, que tanto aporta a la generación de empleo y riqueza a Andalucía.

La campaña de retirada de plásticos agrícolas, que se envían directamente a plantas de tratamiento especializadas, es el resultado de meses de trabajo en los que se ha procedido en primer lugar a la detección y valoración de necesidades y a la identificación de zonas, así como a la consideración de la titularidad de las mismas. Posteriormente se ha iniciado la limpieza de estas parcelas, al tiempo que se ha llevado a cabo la agilización de autorizaciones de gestión de residuos y de la calificación ambiental favorable de las empresas por parte de los ayuntamientos. Todo ello se ha complementado con la priorización de información a los agricultores sobre cómo deben proceder para la entrega de residuos o el almacenamiento y conservación.

Las actuaciones se llevan a cabo en las principales zonas de cultivo, en las parcelas de titularidad pública en las que se acumulan restos plásticos procedentes de la agricultura, en los cauces fluviales y en las vías pecuarias. Todo esto se realiza con presupuesto propio de la Junta de Andalucía pese a no se su competencia, con la certeza de que es necesario velar por la limpieza de las explotaciones y la imagen que éstas proyectan al exterior. La acción es también una muestra más de la necesidad de seguir avanzando en un modelo de producción respetuoso con el medio ambiente y que mejore la gestión de los residuos agrícolas bajo la perspectiva de la economía circular, el uso eficiente de los recursos naturales y el impulso y desarrollo de la bioeconomía.

Sánchez Haro ha reiterado que Andalucía “debe seguir siendo líder en producción y comercialización agrícola, pero también en el respeto al medio ambiente y en el cuidado de nuestro entorno”. Por ello, ha subrayado que todas las partes implicadas en esta cuestión “tienen que trabajar conjuntamente”, y en este sentido ha anunciado que “voy a invitar a todos los agentes del sector (ayuntamientos, organizaciones agrarias y Coexphal [la Asociación de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas de Almería]) para firmar un protocolo para que, el día después de que acaben estos trabajos de limpieza, tengamos el control de nuestros residuos” y no vuelva a repetirse una situación como la actual.

En la provincia de Almería existen 25 centros de gestión de residuos autorizados para la recepción de residuos de plásticos agrícolas, aunque la mayoría gestionan otros tipos de residuos. De estos, seis centros se dedican exclusivamente a plásticos agrícolas, que realizan operaciones de clasificación y preparación de los restos para su envío a recicladores finales. Finalmente, son tres las plantas que están autorizadas para la valorización del plástico con la obtención de granza principalmente de polietileno de baja densidad.

Más de 20 años de compromiso con el sector

Durante su visita a La Mojonera, el consejero de Agricultura ha querido poner en valor el fuerte compromiso del Gobierno andaluz con el sector agrícola, con actuaciones de estas características. Sánchez Haro ha recordado proyectos tales como el Barrido Cero o el Compromiso Verde, la apuesta por la producción integrada que ya cuenta con más de 550.000 hectáreas en Andalucía, la limpieza de cauces fluviales como el del río Adra o la puesta en marcha de la Estrategia de Gestión de Restos Vegetales. Esta última ha permitido conceder ayudas para la adquisición de trituradoras, la creación de pequeñas y medianas plantas para tratar los restos vegetales por agentes autorizados o las compensaciones para el uso de rafia biodegradable, abonos verdes y compost, a través de las ayudas agroambientales.

La Fundación de la Uva Pasa contribuirá a mejorar la comercialización y las expectativas económicas del sector

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha clausurado los actos organizados para festejar el Mes de la Pasa de Vélez-Málaga, que este año celebra su segunda edición con el objetivo de potenciar la promoción del patrimonio cultural y gastronómico de la Axarquía y poner en valor este fruto, reconocido recientemente como Sistema Ingenioso del Patrimonio Agrícola Mundial (Sipam) por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). El consejero, en un acto en el que ha estado acompañado por el alcalde veleño, Antonio Moreno Ferrer, ha reiterado que la futura Fundación de la Uva Pasa en la que está trabajando la Junta se encargará de garantizar la salvaguarda de este sistema productivo ancestral, así como de mejorar la comercialización, la diversificación y las expectativas económicas del sector.

Este órgano, según ha explicado, “tutelará la gestión de este cultivo como Sipam y se encargará de la gestión de un Plan de Acción para la Sostenibilidad del Sistema”, que contempla cinco líneas estratégicas, 18 medidas y 50 operaciones dirigidas a fomentar la investigación médica de los productos, organizar visitas de colegios y otros colectivos en época de vendimia, proteger urbanísticamente los paseros y elaborar un inventario de utensilios tradicionales, entre otras muchas operaciones.

Por su parte, Moreno Ferrer ha destacado que la segunda edición del Mes de la Pasa, desarrollada en el Museo de Vélez-Málaga, ha servido para rendir homenaje a este producto de la Axarquía, además de ser un ejemplo más de la clara apuesta municipal por la promoción del patrimonio cultural y gastronómico de la comarca. “Nuestra ciudad y nuestra comarca disponen de un rico patrimonio y se han convertido en referente mundial con el reconocimiento de la uva pasa como Sipam”, ha destacado.

Sánchez Haro ha recordado por su parte que la singularidad de este cultivo ya ha sido atendida por la Junta con acciones que están incluidas en el actual Programa de Desarrollo Rural (PDR) 2014-2020, como una ayuda agroambiental específica para este cultivo, con 2,2 millones de euros para cinco años y un incentivo de hasta 359 euros por hectárea. Y, por otro lado, con un apoyo transversal a Zonas con Limitaciones Naturales, con un presupuesto regional de 16,4 millones de euros para 2018.

En este sentido, ha lamentado que el Ministerio de Agricultura durante la anterior etapa del Gobierno central no tuviera en cuenta las reivindicaciones de Andalucía para que se incluyera una ayuda asociada al cultivo de la uva pasa en el nuevo régimen de ayudas directas de la Política Agrícola Común (PAC). Estas ayudas asociadas de la PAC están concebidas para primar a sectores con relevancia económica y social en los territorios, pero con problemas de productividad y poca rentabilidad, que los sitúan en riesgo de desaparición. “El Gobierno de Rajoy negó estas ayudas a la uva pasa de la Axarquía, pero para el Gobierno andaluz es una demanda permanente, en la que insistiremos, y que volveremos a defender ante la nueva reforma de la PAC para después de 2020″, ha asegurado.

Cultivo emblemático

Para el consejero, “no cabe duda de que si tuviéramos que nombrar un cultivo emblemático de la Axarquía sería, sin duda, el viñedo de uva moscatel: por su historia, por su cultura y por la importancia social y económica que tiene, como actividad vertebradora de decenas de municipios de la comarca, generando de manera sostenible riqueza y empleo”. “Todos los esfuerzos son pocos para conseguir que la uva pasa se perpetúe en la Axarquía, aumentando los beneficios económicos y culturales, estimulando la investigación y la innovación”, ha resaltado.

En este sentido, ha asegurado que “son muchas las posibilidades que ofrece para poner en marcha nuevos negocios y nuevos productos: turísticos, cosméticos, relacionados con la salud o en el nuevo campo de la bioeconomía“. Precisamente, éstas han sido algunas de las cuestiones que también se han abordado en la reunión