Sánchez Haro exige una PAC que devuelva a los agricultores y ganaderos andaluces las ayudas que les “arrebataron”

Sánchez Haro exige una PAC que devuelva a los agricultores y ganaderos andaluces las ayudas que les “arrebataron”

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha participado en Málaga en un desayuno-coloquio organizado por Diario Sur, en el que ha vuelto a exigir que la futura Política Agrícola Común (PAC) “devuelva a los agricultores y ganaderos andaluces las ayudas que les arrebataron en la negociación de la PAC 2014-2020 con respecto al marco anterior (2007-2013), con una pérdida de 1.052 millones de euros” por la distribución de fondos que hizo el Gobierno central. “Desde Andalucía, no dejaremos de exigir unas reivindicaciones que son de justicia, como es no sólo no perder más ayudas para nuestro medio rural, sino recuperar el nivel que teníamos en la PAC 2007-2013″.

En este sentido, ha reiterado el apoyo del Gobierno andaluz al Ejecutivo central para que sea “firme y contundente” en la negociación con la Comisión Europea para lograr un “marco financiero potente para España y para Andalucía“. “Así se lo volví a trasladar el pasado lunes en Córdoba al ministro Luis Planas, a quien le insistí en que la futura PAC debe garantizar la renta de los agricultores y ganaderos”.

Para Sánchez Haro se trata de una evidente contradicción que Bruselas proponga un menor presupuesto para la PAC, con un recorte del 16%, a la vez que plantea objetivos más exigentes, entre los que ha recordado la reducción de la brecha entre la renta del sector agrario y el resto de sectores y un mayor esfuerzo ambiental y de mitigación del cambio climático, así como el mantenimiento de la población y la incorporación de jóvenes y mujeres. “Desde Andalucía defendemos una PAC inclusiva que impulse una agricultura diversa, en la que se mantenga el apoyo a los beneficiarios pluriactivos y que dé continuidad al modelo de regionalización de ayudas directas”, ha insistido Sánchez Haro. Asimismo, se aboga por una limitación máxima a las ayudas por beneficiario, repartiendo el importe detraído entre pequeñas y medianas explotaciones de la misma región; y por que los planes estratégicos se diseñen a nivel de regiones, con una financiación asociada al plan regional.

Para ello, ha asegurado el consejero, “es necesario afrontar con determinación y junto al sector los retos que tenemos por delante, estableciendo una política agraria que sirva de base para el desarrollo de nuestro tejido agroalimentario y a su vez para el mantenimiento de la renta de numerosas familias que dan empleo y dinamizan nuestro tejido rural”.

Apoyo de la Junta al sector agroalimentario y pesquero

Durante su intervención el consejero ha resaltado el apoyo del Gobierno andaluz al sector agroalimentario y pesquero de la provincia de Málaga, con una producción de la rama agraria de más de 970 millones de euros, casi el 8% del valor de la producción de Andalucía. Y un sector pesquero que en 2017 alcanzó una producción de 22,3 millones de euros, un 20% más que el año anterior.

Sánchez Haro ha destacado el compromiso de seguir respaldando a nuestro sector para que continúe siendo “comprometido y proactivo para afrontar los grandes desafíos”. Así, además de los 74 millones de euros de ayudas directas de la PAC que anualmente benefician a más de 1.900 agricultores y ganaderos, hemos concedido ya más de 16,8 millones en incentivos para inversiones y mejora de la sostenibilidad a través del Programa de Desarrollo Rural (PDR). A estas ayudas se suman los 30,5 millones que ya tienen asignadas las siete zonas rurales Leader para el periodo 2014-2020.

En cuanto a las subvenciones concedidas de pesca y acuicultura, se han destinado 3,3 millones de euros, principalmente para la mejora de la transformación y comercialización.

Aceituna de mesa y Ley de Agricultura y Ganadería

Otro de los temas que  ha abordado el consejero durante su intervención ha sido los injustos aranceles de EEUU a la aceituna negra de mesa, que también afectan a la provincia de Málaga, donde hay varias cooperativas dedicadas a esta producción. “No quiero pasar por alto nuestro más rotundo rechazo a las políticas proteccionistas que está llevando a cabo la administración Trump en cuanto a la aceituna negra“, ha incidido Sánchez Haro, que ha añadido que “desde la Consejería de Agricultura hemos tomado la iniciativa junto con el sector y lo hemos trasladado a las más altas instituciones nacionales y europeas, ya que nos estamos jugando la vida de nuestros pueblos y este sector puede ser el primero de la lista”.

Desde el Gobierno andaluz no vamos a consentir este tipo de atropellos que, además, pone en duda todo el sistema de apoyo a la agricultura a nivel europeo, por lo que ahora toca redoblar el esfuerzo para revertir la situación y defender nuestras producciones desde el ámbito europeo e incluso a través de la Organización Mundial de Comercio”, ha subrayado.

Por último, ha recordado el espaldarazo que va a suponer la Ley de Agricultura y Ganadería para el sector, ya que reforzará cuestiones transversales como la mejora de la competitividad y del crecimiento sostenible, la transformación del sector en un espacio más igualitario entre mujeres y hombres, el aumento de empleo estable o la mejora de la interlocución, entre otras. “Se trata de una Ley que integra y actualiza la normativa, que aporta ventajas y garantías para toda la cadena alimentaria y que defiende los intereses de los consumidores y la sociedad andaluza en su conjunto”.

El consejero de Agricultura entrega a Almensur su acreditación como Entidad Asociativa Prioritaria de Andalucía

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha entregado en Málaga su acreditación como Entidad Asociativa Prioritaria de Andalucía (EAPA) a la cooperativa Almendrera del Sur SCA (Almensur). Esta resolución permite a esta entidad de economía social y a sus 45 empresas repartidas por Málaga y Granada una serie de ventajas tales como una mayor puntuación en las ayudas que gestiona la Consejería y, en algunos casos, una mayor intensidad de apoyo. En concreto, pueden optar al reconocimiento como EAPA las sociedades cooperativas, las cooperativas de segundo grado (formadas por dos o más), los grupos cooperativos, las sociedades agrarias de transformación, las organizaciones de productores y otras entidades civiles o mercantiles, siempre que más del 50% de su capital social pertenezca a alguno de los citados tipos de sociedades.

Esta declaración como Entidad Asociativa Prioritaria de Andalucía responde a una serie de requisitos, entre los que se encuentra contar con un determinado valor mínimo de producción comercializada, que en el caso de Almensur se supera con creces por cuanto esta facturación es de 15 millones de euros. Rodrigo Sánchez Haro ha elogiado la apuesta de esta cooperativa por el sector de la almendra en Andalucía con una producción anual superior a los diez millones de kilos de almendra de cáscara, así como el desarrollo experimentado desde su constitución en 1977. El consejero ha puesto especial énfasis en “la importancia de avanzar hacia un modelo de mayor concentración“, recordando igualmente el “compromiso de la Junta de Andalucía con el sector cooperativo”. En último término, ha destacado las líneas de apoyo al fomento e integración de empresas de economía social puestas en marcha por su departamento.

Almendrera del Sur cuenta con 1.600 socios y, con una superficie destinada al cultivo de almendra de casi 5.900 hectáreas, engloba a más de 4.500 agricultores, destacando su apuesta por la producción ecológica e integrada. La empresa además cuenta con 50 trabajadores, de los que las dos terceras partes son mujeres. Entre sus señas de identidad se encuentra la apuesta por la innovación y la investigación y su capacidad para seguir creciendo en el campo de la almendra transformada, que en un 70% se comercializa en el exterior, especialmente a países de la Unión Europea, Canadá, Estados Unidos, Centroamérica y países árabes.

Sector almendrero andaluz

El cultivo del almendro es el segundo más extendido en Andalucía, sólo superado por el olivo, y supone un importante freno contra la desertificación. En total, la comunidad autónoma andaluza cuenta actualmente con 160.000 hectáreas dedicadas a la almendra, cuya producción roza las 49.000 toneladas.

Sánchez Haro ha apuntado que este sector tiene “unas expectativas claramente al alza”, destacando especialmente el crecimiento experimentado en las exportaciones. En la campaña 2015-2016 estas ventas alcanzaron los 114 millones de euros derivados, sobre todo, de transacciones con países europeos (más del 80%), si bien durante las últimas cinco campañas también se observa un auge de destinos emergentes como Corea del Sur, Japón, Emiratos Árabes o China.