VÍDEO: Castillo de Canena, el aceite de oliva de los Obama

Andalucía vive el mejor momento de su historia en los mercados internacionales, con récord de exportaciones, que superarán los 30.000 millones de euros en 2017. Esto es gracias al éxito de empresas andaluzas como Castillo de Canena, el proyecto empresarial de la familia Vañó, de larga tradición olivarera en Jaén, que se propuso hace catorce años comercializar el aceite de oliva virgen extra que producía bajo su propia marca.

Desde su nacimiento, ha tenido una clara vocación exportadora. Tanto es así, que casi un 80% de su producción va dirigida a mercados internacionales. Cuentan con diferentes aceites “con características que se adaptan a las exigencias de cada mercado”, explica una de sus propietarias y directora comercial, Rosa Vañó.

Una vocación, que les ha llevado a contar con una importante presencia en varios de los países más demandantes del oro líquido andaluz, como Estados Unidos, donde ha logrado entrar en la Casa Blanca para acompañar al ex presidente Barak Obama y a su familia en sus desayunos.

En el desarrollo de su estrategia de internacionalización, la empresa jiennense ha utilizado los servicios de Extenda. Así, ha participado en el Programa de Asesoramiento sobre Estrategia y Posicionamiento de Marca, ha asistido a las principales ferias agroalimentarias, como Sial, Bio Fach, Anuga o Food and Hotel China y showrooms, como el organizado para empresas agroalimentarias en Japón, entre otras acciones. “Hemos estado construyendo Castillo de Canena desde el principio con Extenda. No hubiéramos sido lo que somos ahora mismo si no hubiera estado apoyándonos”, asegura Vañó.

Hoy en día Castillo de Canena, que sigue trabajando para afianzar su posición en los mercados internacionales y seguir ampliando su presencia en nuevas zonas de interés, comercializa sus productos, además de en Estados Unidos, en Reino Unido, primer destino de sus exportaciones, donde cuenta con presencia en una de las principales líneas de supermercados británicos, Waitrose; así como en Japón y Alemania.

Pese a su corta trayectoria, muchos son los premios y galardones que respaldan su trabajo. El más simbólico, el de la Guía Flos Olei, referente internacional del sector, que reconoció a Castillo de Canena como “Mejor compañía oleícola del mundo”, título que se disputó entre otros 500 aceites. Se ha coronado además como la primera empresa española que gana el premio Sol D’Oro de París.