El Gobierno contribuye con 201.766 euros a organizaciones y programas internacionales de carácter agrícola, cinegético y pesquero

Se trata de cinco aportaciones voluntarias que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación realiza para apoyar la actividad de organizaciones supranacionales de interés para España

El Consejo de Ministros ha autorizado al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) a realizar cinco contribuciones voluntarias que suman un total de 201.766,78 euros a distintos organismos y programas internacionales de carácter agrícola, cinegético y pesquero, que se consideran de interés para España.

El MAPA realiza regularmente contribuciones voluntarias a diversas organizaciones, programas y fondos internacionales dedicadas al desarrollo de recursos agrícolas, ganaderos, pesqueros y de la industria agroalimentaria y de la alimentación.

Estas contribuciones se justifican por su conveniencia y oportunidad para apoyar la actividad de estas organizaciones que son de interés para España, porque constituyen herramientas para el impulso de las prioridades del ministerio en el exterior y de su posición en las mismas.

Al ámbito de la pesca se destinan 18.000 euros, que se reparten entre dos consejos consultivos. El Consejo Consultivo de Acuicultura recibe 6.000 euros y 12.000 euros el Consejo Consultivo para las Regiones Ultraperiféricas (CCRUP).

Los consejos consultivos tienen como finalidad favorecer la participación del sector pesquero en la elaboración y gestión de la Política Pesquera Común. Para ello presentan a la Comisión y a los Estados miembros interesados recomendaciones y sugerencias sobre cuestiones relacionadas con la gestión de la pesca, su conservación y sobre los aspectos socioeconómicos de la misma, informando de los problemas relativos a estos temas en su área de acción, la acuicultura y las comunidades de regiones ultraperiféricas, en este caso.

Al Consejo Internacional de la Caza y Conservación de la Fauna Silvestre (CIC), se destinan 18.000 euros. El CIC es una organización vinculada a la gestión y conservación de la naturaleza, con ámbito de actuación a escala mundial, a la que pertenecen más de 80 países de los cinco continentes. Su objetivo principal es promover la sostenibilidad de los recursos biológicos silvestres, como una herramienta para los beneficios sociales y económicos y, por tanto, como un incentivo para su conservación, a través de la protección de especies en peligro de extinción.

El Instituto Agronómico Mediterráneo de Zaragoza recibe una aportación de 75.000 euros. Este instituto está acreditado como Instituto del Centro Internacional de Altos Estudios Agronómicos Mediterráneos (CIHEAM), cuya misión es la de fomentar la cooperación agroalimentaria entre el norte y el sur del Mediterráneo a través de la formación de cuadros directivos y técnicos del sistema agroalimentario; y de impulsar la investigación, la innovación y el desarrollo.

El Ciheam ZARAGOZA se ha consolidado como uno de los referentes internacionales en materia de formación y transferencia especializada en el sector agroalimentario, que permite generar sinergias entre la comunidad científica, las empresas y los futuros cuadros directivos.

Al Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura (TIRFAA), se contribuye con 88.976,16 dólares USA (importe máximo estimado de 90.766,78 euros).

Los objetivos de este tratado internacional son la conservación y la utilización sostenible de los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura, así como la distribución justa y equitativa de los beneficios derivados de su utilización en armonía con el convenio sobre la diversidad biológica para una agricultura sostenible y busca garantizar la seguridad alimentaria.

También reconoce el derecho de los agricultores de todas las regiones a la diversidad de los cultivos, aumentando su participación en los procesos de adopción de decisiones nacionales y garantizando que compartan los beneficios procedentes del uso de estos recursos. Igualmente, establece un sistema mundial para proporcionar a los agricultores fitomejoradores y a los científicos el acceso gratuito y fácil a los materiales fitogenéticos.

Fuente: Ministerio de Agricultura