Agricultura y COAG analizan la situación del sector aceitunero ante la amenaza que supone la denuncia por dumping de EEUU

Agricultura y COAG analizan la situación del sector aceitunero ante la amenaza que supone la denuncia por dumping de EEUU

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha mantenido una reunión con el responsable de la Aceituna de Mesa de COAG Andalucía, Antonio Rodríguez, en la que han estudiado las consecuencias que puede tener para el sector de la aceituna negra la denuncia por dumping presentada en Estados Unidos por empresas radicadas en California. Sánchez Haro ha recordado en este sentido que desde su departamento “hemos puesto al servicio del sector nuestro asesoramiento técnico y jurídico” para demostrar que las ayudas que recibe “son más que legítimas y compatibles con las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC)”.

Tanto desde Agricultura como desde COAG se insiste en que hay que tomar todas las medidas para que la denuncia presentada en EEUU no ponga en riesgo al sector de la aceituna de mesa en Andalucía, comunidad que en la campaña 2015-2016 aportó el 87,7% de la producción nacional con casi 464.000 toneladas. Sánchez Haro ha criticado que esta reclamación es “oportunista e injusta”, ya que se plantea para “intentar aprovechar la coyuntura proteccionista de Trump”, además de basarse en “acusaciones sin fundamento” que, por ejemplo, obvian que este producto ya afronta el pago de los aranceles más altos para entrar en EEUU.

En la reunión también se ha abordado el incremento de ayudas a la producción ecológica, con una nueva convocatoria que la Consejería de Agricultura sacará en 2018 con una dotación de 31 millones de euros. De esta cantidad, 25 millones de euros van dirigidos a fomentar el mantenimiento de la agricultura ecológica en cultivos herbáceos y leñosos, unas ayudas para las que se incluirá en la baremación de solicitudes el criterio de desertificación y para las que además se aplicarán nuevos criterios de reparto con la mirada puesta en llegar al máximo número de beneficiarios. A estos incentivos hay que sumar otros 6 millones de euros adicionales para el mantenimiento de prácticas sostenibles en el olivar. Hasta la fecha, desde la Junta de Andalucía se han sacado incentivos para impulsar la producción ecológica que superan los 236 millones de euros y los 11.000 beneficiarios.