La Asociación Andaluza de Regantes y UPA presentan solicitudes de riego extraordinario para el olivar

La Asociación Andaluza de Regantes y UPA presentan solicitudes de riego extraordinario para el olivar

La Asociación Andaluza de Regantes (ASARE) y UPA Jaén confían en que las resoluciones de los riegos extraordinarios para el olivar estarán en poder de los solicitantes antes de comenzar la campaña regular de riego. Un documento que dotará de seguridad jurídica al regadío de las cerca de 10.000 hectáreas de olivar que hemos solicitado, que los regantes tendrán con tiempo suficiente para ir cubriendo las necesidades hídricas del cultivo. Una medida más de las que ambas organizaciones han conseguido gracias a las negociaciones que mantienen con la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y que, hasta el momento, han dado como resultado el adelanto del plazo de solicitud. De esta manera, se elimina una práctica del pasado, que daba pie a numerosas especulaciones, por cuanto se alentaba a regar sin tener un documento que sustentara dicha posibilidad.

La Asociación Andaluza de Regantes y UPA Jaén han tramitado en torno a las 10.000 hectáreas de olivar durante el plazo de presentación de solicitudes, que concluyó el pasado 31 de enero. Y ahora confían en que las resoluciones llegarán a los solicitantes antes del inicio de la campaña. “Hasta ahora siempre se regaba sin un documento que sustentara, jurídicamente, esa posibilidad. Las comunidades de regantes comenzaban la campaña y, meses después, recibían la resolución. Ahora, gracias a las gestiones que hemos realizado desde la Asociación Andaluza de Regantes y UPA Jaén, los solicitantes tendrán la resolución antes de empezar a regar, con lo que podrán iniciar la campaña con toda la seguridad jurídica que ello conlleva”, explica el secretario de ASARE, Elio Sánchez.

Pero todas las noticias, todavía, no son tan satisfactorias. El secretario general de UPA Jaén, Cristóbal Cano, confirma que se han presentado alegaciones a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir para eliminar la limitación temporal, una medida que consideramos arbitraria y que perjudicaría a aquellos regantes o comunidades que no presentaran solicitud de riego extraordinario en las dos últimas campañas, muy especialmente en los ríos no regulados. “No estamos de acuerdo con esa posibilidad. Creemos que todos los solicitantes tienen derecho a regar. Y así se lo estamos trasladando al Organismo de Cuenca no solo en las continuas reuniones que mantenemos, tanto en Jaén como en Sevilla, sino también a través de escritos presentados. Trabajamos con una clara intención, que todos puedan regar porque la limitación carece de fundamento. Es muy posible que lo consigamos, pero mientras esto ocurre sí podemos asegurar que todos los que tuvieron riego extraordinario la pasada campaña regarán sin problema alguno”, afirma Cristóbal Cano.

De ahí que nuestra pretensión de eliminar esa limitación temporal también vaya encaminada a incluir los ríos no regulados en el sistema general, para que cuenten con recursos disponibles en la planificación. “Estamos trabajando para que los cauces no regulados no se vean afectados en esta campaña con esa limitación, porque recordamos que, hace dos años, hubo sequía y se quedaron fuera del sistema al no poder regar”, concreta Cristóbal Cano. No obstante, el objetivo final de ASARE y UPA, y por la que están trabajando codo con codo con la Confederación, es la regularización de todos los regadíos, haciendo ordinario lo extraordinario; así como la posibilidad de que aquellas comunidades de regantes de la Sierra de Segura con infraestructuras y capacidad jurídica puedan aprovechar los recursos contemplados en el vigente Plan Hidrológico para la Presa de Siles y regar ya esta campaña.