La Junta destina 11,7 millones de euros para la conservación y la mejora de los pastos en los sistemas de dehesas

La Junta destina 11,7 millones de euros para la conservación y la mejora de los pastos en los sistemas de dehesas

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha publicado en su web la resolución definitiva de las ayudas agroambientales para la conservación y mejora de los pastos en los sistemas de dehesas, mediante la siembra de pratenses, el abonado y el secuestro temporal del pastoreo -la retirada del ganado de esas zonas para favorecer el crecimiento de los pastos-, correspondientes a la convocatoria de la campaña 2016. Estos incentivos, que ascienden a 11,7 millones de euros para los cinco años de compromisos, van a beneficiar a 930 agricultores.

Con estos importes, incluidos en el Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Andalucía 2014-2020 y cofinanciados por el Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural (Feader), se aprueba la totalidad de la ayuda solicitada para todos los solicitantes que cumplían con los requisitos establecidos en las bases reguladoras.

Por provincias, Córdoba es la que absorbe un mayor importe, con 4,1 millones de euros y 320 beneficiarios; seguida de Huelva, con casi 3,5 millones de euros y 262 beneficiarios; Sevilla con 2,9 millones de euros y 221 beneficiarios; Cádiz con 548.000 euros y 61 beneficiarios; Jaén con 511.000 euros y 49 beneficiarios; Málaga con 138.000 euros y 15 beneficiarios; y Granada con 19.000 euros y 2 beneficiarios.

La información referente a esta resolución, así como la lista de beneficiarios, se puede consultar en la siguiente dirección de web de la Consejería:

(https://juntadeandalucia.es/organismos/agriculturapescaydesarrollorural/areas/politica-agraria-comun/ayudas-pac/paginas/suaa-m10-agroambiente-y-clima-2016-resoluciones-definitivas-resol-10-1-3.html).

Entre los objetivos agroambientales de esta medida destacan el incremento de la biodiversidad de especies pratenses, la mejora de las superficies de pastos en la dehesa con el fin de optimizar la capacidad de producción de biomasa y el mantenimiento de una carga ganadera en la dehesa.

Medio Ambiente invierte en 2018 más de 2 millones de euros en la construcción de puntos limpios de residuos urbanos

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha puesto en funcionamiento en Andalucía durante 2018 cuatro nuevos puntos limpios de recogida de residuos urbanos, que dan servicio a los municipios de Luque, Priego de Córdoba y Fuente Obejuna, en la provincia de Córdoba, y al de la Línea de la Concepción, en Cádiz. La iniciativa que ha supuesto una inversión total de 1,15 millones de euros y la creación de 2.034 jornales, beneficiará a una población de más de 93.000 habitantes.

A estas instalaciones hay que añadir las que se están construyendo en las localidades de Montilla (Córdoba), Iznalloz (Granada), Torredonjimeno (Jaén) y Arjona (Jaén), por un importe de más de 1 millones de euros; así como los proyectos en fase de redacción de los puntos limpios de Alcaudete, La Carolina, El Viso, Posadas, Huétor-Tájar, Baeza, Córdoba (Levante) y Servilla (Sur).

A través de esta iniciativa, financiada al 80% con fondos europeos Feder, la Junta de Andalucía dota a los municipios de una adecuada infraestructura para la gestión de los residuos urbanos. Cabe destacar que para la construcción de estos puntos limpios, que se desarrolla en el marco del Plan Director Territorial de Gestión de los Residuos Urbanos de Andalucía, la consejería cuenta con la colaboración de los ayuntamientos, los cuales se encargan de la gestión de los mismos.

Los Puntos limpios son lugares acondicionados convenientemente para la recepción y acopio de residuos domésticos, aportados por particulares y que no deben ser depositados en los contenedores habituales situados en la vía pública. Las instalaciones de recogida selectiva están dotadas de viales, áreas de carga y descarga, contenedores para residuos específicos y cerramiento perimetral.

Todos estos puntos limpios están preparados para recibir residuos de aceites usados, pilas usadas, material de fotografía y radiografías, mobiliario y madera, escombros, residuos líquidos (disolventes, barnices, tintes…), vidrio, aceites usados minerales y orgánicos, material eléctrico y electrónico, baterías y filtros, envases y residuos de envases, fluorescentes, textiles, papel y cartón, y restos de poda y jardinería.