Sánchez Haro ofrece la colaboración de la Junta e insta al esfuerzo de todos para preservar la raza caballar marismeña

Sánchez Haro ofrece la colaboración de la Junta e insta al esfuerzo de todos para preservar la raza caballar marismeña

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha  ofrecido la colaboración de su departamento y ha instado “al esfuerzo de todos para preservar la raza autóctona caballar marismeña”, originaria del entorno de Doñana y que se encuentra en peligro de extinción. Desde su punto de vista, es necesario multiplicar los esfuerzos para garantizar el futuro de unos caballos que protagonizan la Saca de las Yeguas, un “espectáculo de gran belleza y único para los sentidos que marida a la perfección historia, cultura y ganadería”. Esto hace que cada vez congregue a un mayor número de visitantes, al convertirse en “una experiencia intensa y cercana a las costumbres del mundo rural”. En este sentido, ha destacado que “ofertar atractivos tan singulares permite a municipios como Almonte (Huelva) aumentar su potencialidad para el desarrollo”, ya que lo que para los almonteños y otros pueblos del entorno es “un símbolo de identidad colectiva” se ha convertido además en un importante acontecimiento turístico.

Sánchez Haro ha hecho estas afirmaciones en la inauguración del Certamen Ganadero, uno de los eventos que jalonan una Saca de las Yeguas que tuvo uno de sus momentos más conocidos ayer martes, cuando el ganado (yeguas y potrillos) sale del entorno natural de Doñana para pasar ante la ermita de El Rocío y llegar a Almonte. El Certamen Ganadero se prolongará hasta el próximo 30 de junio, cuando los animales regresen a sus zonas de origen, donde permanecerán hasta junio del año que viene.

El consejero ha agradecido al Ayuntamiento de Almonte, a la Diputación de Huelva, a la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Marismeño y a la Asociación para el Fomento de la Ciencia en Almonte (Afcal) “su empeño en mantener la cultura y la tradición de este importante evento ganadero”. Cada 26 de junio, los yegüerizos van a Doñana en busca del ganado, un acontecimiento secular y emblemático que, aunque existen numerosas referencias anteriores, no se regulariza hasta 1504 con las ordenanzas dadas por el Duque de Medina Sidonia, “dando origen a una de las tradiciones más emblemáticas de Almonte”.

El Certamen Ganadero no es un mero mercado de compra-venta, ya que en él concurren una serie de quehaceres ganaderos como la revisión y valoración morfológica racial de los équidos de la raza marismeña, el marcaje e identificación del ganado, la ‘tusa’ (consistente en el corte de crines y cola así como otras acciones de bienestar animal) y la exposición de ejemplares de pura raza equina y bovina marismeña. Igualmente, y de manera paralela, tiene lugar una exposición fotográfica de usos tradicionales en Doñana y la celebración de la II Jornada Morfológica de la Yegua Marismeña.

Una raza autóctona

La raza equina marismeña debe su nombre al lugar en el que históricamente se localiza, las Marismas del Parque Nacional de Doñana, y tiene calificación de raza autóctona en peligro de extinción. Se trata de un animal cuya descripción morfológica cuenta con una conformación robusta y armónica en ambos sexos, cabeza algo grande, cuello corto, tronco profundo, vientre voluminoso y extremidades medianas y finas. Se caracteriza por ser equilibrado, apacible pero vivo y resuelto en el trabajo, paso rápido y movimientos seguros.

Esta raza es una de las más antiguas del continente europeo, hasta el punto de que existen referencias desde época de los tartessos, y ha sido a su vez matriz originaria de las tradiciones ganaderas que se desarrollan en América a partir del siglo XVI. “De manera que por las venas de los caballos de Canadá, Estados Unidos, Centroamérica y Suramérica corre sangre marismeña“, ha resaltado Sánchez Haro. En la actualidad existen 1.427 ejemplares pertenecientes a 329 ganaderías. La Asociación Nacional de Criadores de Ganado Marismeño es la encargada de la preservación de la actividad ganadera de las razas bovina y equina Marismeña, exclusivas del ecosistema de Doñana.

En la provincia de Huelva hay 41.510 équidos, ascendiendo a 33.031 el número de yeguas y caballos. En esta provincia el número de explotaciones activas es de 13.401. En el total de Andalucía existen más de 229.182 ejemplares equinos, de los que 194.584 son yeguas y caballos que se localizan en 69.006 explotaciones.

El Registro de Explotaciones Agrarias y Forestales de Andalucía  permitirá avanzar en seguridad, trazabilidad y simplificación

El Registro de Explotaciones Agrarias y Forestales de Andalucía (Reafa) permitirá, en palabras del consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, avanzar en materias como la seguridad y la trazabilidad de los productos y la simplificación administrativa. Así lo ha puesto de relieve en comisión parlamentaria, donde ha anunciado que el departamento que dirige ultima en estos momentos el decreto que crea y regula esta herramienta que aglutinará toda la información sobre la realidad de los sectores agrícola, ganadero y forestal, optimizará la coordinación administrativa y facilitará, en consecuencia, las gestiones a los agricultores y ganaderos.

Sánchez Haro ha señalado que el Reafa, en concreto, unificará los distintos mecanismos con los que cuentan en la actualidad las explotaciones agrarias de Andalucía para su reconocimiento y regularización, tales como el Registro de Explotaciones Ganaderas, el de la Producción Agrícola, el Vitícola y el de Productores de Semillas y de Plantas de Vivero, así como el de Titularidad Compartida. Dentro de estos trabajos se aborda, ha expuesto el consejero, el estudio de las distintas casuísticas existentes en la práctica, como por ejemplo, los cambios de titularidad. Desde 2016, ha apuntado, se dio ya instrucción a las delegaciones territoriales de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural y a las Oficinas Comarcales Agrarias (OCA) para proceder a los mismos sin requerir documentación adicional.

El responsable del Gobierno andaluz ha subrayado que, en lo que se refiere a los procesos de transmisión de explotaciones, la Ley de Agricultura y Ganadería de Andalucía dará seguridad jurídica a los ayuntamientos y protegerá el suelo agrario frente a otros usos (básicamente, el urbanístico), una cuestión tratada, ha dicho, en los artículos 29 y 30. Rodrigo Sánchez ha recordado, en este sentido, que la concesión de la licencia de actividad, “imprescindible para la implantación, ampliación, modificación o traslado de la misma”, es competencia de las entidades locales, como también la calificación ambiental.