Tejerina apuesta por lograr un frente lo más unido posible para defender una PAC fuerte y dotada en el Marco Financiero Plurianual

Tejerina apuesta por lograr un frente lo más unido posible para defender una PAC fuerte y dotada en el Marco Financiero Plurianual

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha subrayado hoy el interés del Gobierno por lograr, desde el comienzo de los debates sobre la futura Política Agrícola Común, un frente lo más unido posible, para defender la permanencia de una PAC fuerte, bien adaptada a nuestras necesidades, y suficientemente dotada en el próximo Marco Financiero Plurianual.

Así lo hicimos nada más llegar al Gobierno en 2011, durante la negociación de la Política Agrícola Común para el periodo 2014-2020, ha señalado la ministra, y así lo estamos haciendo en las negociaciones de la futura PAC más allá de 2020, teniendo en cuenta la complejidad añadida por el Brexit. García Tejerina que ha intervenido hoy en el Senado para abordar la reforma de la Política Agraria Común, ha recordado que desde que la Comisión Europea lanzara una consulta pública sobre el futuro de la PAC, en febrero del pasado año, el Ministerio ha estado trabajando para fijar la posición española mediante un proceso muy participativo.

POSICIÓN ESPAÑOLA

Así, ha señalado la ministra, se organizó una Conferencia en Madrid, titulada “PAC post 2020, construyendo la PAC del futuro”, que sirvió de base para elaborar una propuesta de posición española ante una futura reforma de la PAC. Una propuesta de posición común que fue presentada y debatida con las organizaciones agrarias, alcanzándose un acuerdo en la Conferencia Sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural en abril de 2017.

En relación con el posterior documento que presentó la Comisión sobre el futuro de las finanzas de la Unión Europea, García Tejerina ha señalado que se planteaba la PAC como una política de escaso valor añadido comunitario, incluyendo la propuesta de que los Estados miembro cofinanciaran los pagos directos. Frente a este planteamiento la ministra ha afirmado que para el Gobierno la PAC debe seguir siendo una política europea fundamental, con el peso que verdaderamente merece en su presupuesto, una posición que España ha defendido desde el primer momento del debate.

Para lograrlo, ha explicado García Tejerina, se ha planteado la cofinanciación, como una línea roja que España no aceptaría, defendiéndose que las ayudas sigan siendo financiadas completamente por el presupuesto comunitario, tratando de evitar que haya una renacionalización que rompería o, por lo menos, perjudicaría al mercado único.

En cuanto a las ayudas directas, la ministra ha afirmado que deberán seguir jugando un papel muy importante en el mantenimiento y en la estabilidad de las rentas de los agricultores, y ha apostado por el mantenimiento de los pagos vinculados a la producción, ya que desempeñan un papel esencial para el mantenimiento de determinados sectores de nuestra agricultura que, de otro modo, se verían abocados a su desaparición.

ALIANZAS PARA LAS NEGOCIACIONES

Para conseguir que la futura PAC mantenga el apoyo al sector primario, la ministra ha indicado que ya se han comenzado a buscar alianzas con otros miembros de la Unión Europea, comenzando con la invitación a los ministros de Francia y Portugal, que estarán en Madrid, el próximo 31 de mayo, para establecer una posición común en defensa del presupuesto de la PAC y para debatir sobre las propuestas de la Comisión Europea para esta política a partir de 2020.

En este sentido ha asegurado que España cuenta con una cierta ventaja que el Gobierno se ha ganado, fruto del trabajo de los últimos años, con una mejor posición, tanto ante las instituciones comunitarias como con los principales socios en la UE, lo que es determinante para facilitar el diálogo. También ha subrayado la ministra que en cuanto haya propuestas formales, textos de Reglamento de la Comisión, se empezará a trabajar con las Comunidades Autónomas para que la posición española en Bruselas sea la posición del conjunto de España y del conjunto de los territorios.

El compromiso del Gobierno en la negociación que acaba de comenzar, ha concluido García Tejerina, es proporcionar un horizonte de estabilidad para los agricultores durante la próxima década, de modo que puedan tomar decisiones en un entorno de certidumbre, y con ello que puedan continuar en la senda del crecimiento, en términos de renta, de empleo y de exportaciones, que hoy nos sitúan como la octava potencia a nivel mundial. Para ello, ha añadido, seguiremos abiertos al diálogo y al debate constructivo, y seguiremos siendo ambiciosos para alcanzar los acuerdos que garanticen un mejor futuro para los agricultores de nuestro país.