La Junta reclama al Gobierno central que “cumpla su propia ley” y bonifique el precio del agua desalada en Andalucía

La Junta reclama al Gobierno central que “cumpla su propia ley” y bonifique el precio del agua desalada en Andalucía

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha exigido de nuevo al Gobierno central que “cumpla la ley que ellos mismos han aprobado” de medidas contra la sequía, que abre la puerta a la posibilidad de bonificar el coste del agua desalada para que su precio no exceda de 30 céntimos el metro cúbico, algo que ya se hace en Murcia y Alicante pero de lo que no se beneficia Andalucía. “Para los que compiten contra nuestros agricultores, sí se bonifica el agua desalada; para los agricultores andaluces, no”, ha criticado Sánchez Haro, quien ha lamentado que la propia ley se marca el objetivo de “establecer con carácter urgente un plan de choque de la desalación para un Mediterráneo sin sed”, pero que a la hora de la verdad parece que “el Mediterráneo para Mariano Rajoy empieza en Murcia”.

En esta línea, ha lamentado que el Ejecutivo central “ha dejado sin efecto y sin presupuesto” su propia ley, pese a que tiene pendientes de ejecutar en Andalucía numerosas obras hidráulicas que son de su competencia, ya que están incluidas en el Plan Hidrológico Nacional. Estos proyectos ni tan siquiera cuentan todavía con partida presupuestaria, pese a que se trata de inversiones que requieren “cientos de millones de euros”.

En su respuesta en el Parlamento de Andalucía a una pregunta oral, el consejero ha puesto como muestra de la falta de la pasividad del Gobierno central todas las obras pendientes en la provincia de Almería: “La desaladora de Carboneras, la reparación de la de Cuevas, las conducciones al Campo de Tabernas, las desalobradoras de la Balsa del Sapo y de Adra, la ampliación de las de El Ejido, Adra y  Roquetas…”.

Sánchez Haro se ha referido también al resto de provincias, con ejemplos concretos como “las conducciones de Rules en Granada, los regadíos del Guadiaro en Cádiz, la falta de conducciones de la presa de Siles en Jaén o el caso de los regantes del Guadalhorce en Málaga, que no pueden utilizar el agua por falta de depuración”. Mientras, en materia de trasvases, el titular de Agricultura se ha referido al hecho de que “se haya dejado sin presupuesto las conducciones del trasvase Tinto-Odiel-Piedras, abandonando a la Corona Norte de Doñana”, y ha lanzado el interrogante en torno a “¿qué pasa con la modernización de la zona arrocera de Sevilla?”.

Frente a todos estos incumplimientos, el consejero ha recalcado que “la Junta de Andalucía sí cumple sus compromisos”, poniendo como ejemplos la convocatoria del 78% del Plan de Desarrollo Rural (PDR) seis años antes de acabar el plazo, el adelanto de todos los recursos para la instalación de 2.500 jóvenes agricultores o las actuaciones en infraestructuras hidráulicas realizadas o en ejecución”.

Sánchez Haro resalta el “logro excepcional” de que Andalucía lleve nueve años abonando con antelación los pagos de la PAC

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha calificado hoy de “logro excepcional” que su departamento lleve nueve años abonando con antelación los pagos de la PAC a agricultores y ganaderos, desde que Bruselas así lo autoriza. Esto ha sido posible, ha destacado, pese a que Andalucía es, con 240.000, la comunidad autónoma con más expedientes de la PAC, casi el doble que la segunda, Castilla-La Mancha, que tramita 126.000. De hecho, ha recordado que otras regiones con un volumen de gestión muy inferior no han logrado este objetivo todos los años.

Sánchez Haro ha subrayado que esto ha sido posible “gracias al esfuerzo de quienes trabajan para el sector” en la Consejería, en las Delegaciones Territoriales y en las Oficinas Comarcales Agrarias (OCA), “unos magníficos profesionales capaces de tramitar un millón de expedientes en lo que llevamos de legislatura”. Asimismo, son los responsables “de realizar, año tras año, los controles administrativos” de las 240.000 solicitudes que se presentan, y son también “capaces de finalizar, año tras año, los 12.500 controles exigidos sobre el terreno en tiempo récord”.

El consejero ha recordado que este año el periodo para presentar las solicitudes para el pago de la PAC se ha prorrogado diez días (expira mañana, viernes 11 de mayo), una ampliación que “fue acordada con las organizaciones agrarias” con un doble objetivo: otorgar más tiempo a los beneficiarios, obligados por la sequía a posponer las decisiones de plantación, e iniciar los controles de inmediato para materializar el máximo número de pagos en el anticipo de octubre.

En la campaña 2017 se hicieron llegar 1.378 millones de euros (el 96% del total) a casi 225.000 agricultores dos meses antes de acabar el plazo. En cualquier caso, y pese a los 1.400 millones de euros que Andalucía tramita anualmente en ayudas de la PAC, Sánchez Haro ha vuelto a lamentar los más de 600 millones de euros que la comunidad autónoma ha perdido para este fin en el actual periodo (2014-2020) tras el recorte impuesto por el Gobierno central.

La Consejería de Agricultura cifra en 19.000 los expedientes tramitados ya en este periodo para la renovación del campo

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha afirmado hoy en el Parlamento Andaluz que la Junta ha tramitado en el actual marco comunitario (2014-2020) cerca de 19.000 expedientes “para renovar el campo” con ayudas, entre otras, para la modernización de explotaciones, la mejora de invernaderos o la incorporación de jóvenes a la actividad agraria. Esto supone que, en lo que ya se lleva del actual periodo (2014-2020), se ha producido un incremento de más del 26% en el número de solicitudes gestionadas con respecto al marco anterior (2007-2013), cuando fueron 15.000. Estos expedientes de incentivos para el desarrollo rural son independientes de los 240.000 de media que, todos los años, se tramitan de ayudas directas de la PAC.

El consejero ha hecho referencia expresa a la convocatoria de modernización de invernaderos, de la que ha subrayado que “estamos atendiendo con la atención y el rigor que merecen” las más de 400 alegaciones de los interesados, “que han estado presentando hasta el mes de enero de este año”. Los aspirantes a estas ayudas, no obstante, han podido poner en marcha su inversión, ya que “todos los que lo han solicitado disponen de su correspondiente acta de no inicio”, de tal manera que “la actividad no se paraliza en ningún momento”.

Durante su intervención, el consejero ha recordado que la Junta de Andalucía “ha dispuesto en apenas dos años 139 millones de euros para modernizar el campo”, frente a los 100 millones de todo el marco anterior, a lo que hay que unir los 155 millones que se dedican a la incorporación de jóvenes al campo frente a los 40 millones del periodo 2007-2013. Andalucía es así la comunidad que más recursos dedica a garantizar el relevo generacional.

Sánchez Haro ha advertido de que estos incentivos, en cualquier caso, son sólo un ejemplo de las medidas ya puestas en marcha por la Consejería para la mejora y transformación del sector agrario andaluz, con 70 convocatorias que han puesto 1.459 millones de euros a disposición del sector cuando aún faltan seis años para acabar el plazo. A esto ha sumado los 1.400 millones de euros anuales que se gestionan en ayudas directas de la PAC, que durante los últimos nueve años se han pagado con antelación.